top of page

La agenda progre en DC: ¿Se frena o avanza?


Esta semana ha estado llena de grandes noticias para los fans de DC Comics, y es que desde el estreno de Black Adam se han ido dando una serie de acontecimientos que nos indican que el Universo extendido de DC en la pantalla grande pisará el acelerador y quiere hacerle una seria competencia a Marvel Studios.


Desde el cambio de nombre que Discovery dió a conocer al mismo tiempo en que revelaron la contratación de James Gunn y Peter Safran, hasta el regreso de Henry Cavill como Superman; son algunas de las novedades con las que los amantes del cine de superhéroes se han topado.


Pero, ¿qué tiene que ver esto con la agenda progre?. Bueno, algo que pocos saben es que existe un Informe de Diversidad de Hollywood, informe que recopila y evalúa datos para conocer qué tan diversa fue la industria de cine en cierto margen de tiempo; dicho informe en su momento fue citado en un artículo del crítico Jen Yamato en el portal de Rotten Tomatoes para atacar a la serie de Cobra Kai por tener demasiada “blancura” en su elenco y no incluir a más personajes asiáticos.


El hecho de que exista un informe sobre estos escenarios, que la prensa progre sobrevalore ciertas películas y series por su alto contenido Woke y que las nominaciones a la mayoría de galardones a “mejores series, películas, etc.” tengan un filtro de “inclusión”, nos pone a pensar con respecto del futuro de los proyectos de DC para los próximos años.


El mejor ejemplo resulta ser el más reciente, Black Adam es una película palomera que tiene poca o nula propaganda progre, filme que fue destrozado por la crítica, pero que, paradójicamente, los espectadores le dieron hasta un 90% de valor de crítica, sin embargo no ha llegado a recaudar ni lo invertido en su producción.


Según el portal “The Numbers”, la película apenas ha recaudado $156 millones de dólares, habiendo invertido alrededor de $200; y aunque apenas lleva una semana en cartelera, los números no son nada esperanzadores. A pesar de no tener propaganda progre, almenos no abiertamente como el caso de She Hulk, Invitación al Infierno, La Sirenita, etc; Black Adam sí que cuenta con un elenco que podemos denominar como “diverso”, “inclusivo”; tal es el caso de Quintessa Swindell, actriz que interpreta al personaje de Ciclón y que se autopercibe como una persona no binaria, aparte de utilizar los pronombres they/he (esta información puede corroborarse en su perfil de instagram: @q.uintessa).


También es el caso Aldis Hodge, actor negro que interpreta a HawkMan; ya con esos ejemplos podemos afirmar que Black Adam cumplió con el cupo de “diversidad”, pero al no enfocarse, ni en el color, ni en el género de los personajes anteriormente mencionados, y por lo tanto, no tener un guión o un discurso progresista, feminista o de cualquier otra índole que pueda ser considerada como una discapacidad ideológica, la película en sí no podría ser definida como “progre”.


Aquí recae el mayor peso de la duda, pues, con un James Gunn que trabajó para Marvel en las películas de Guardianes de Galaxia, con un Peter Safran que fué el encargado de la producción de las películas del universo de “El Conjuro”, con un Henry Cavill de regreso en la pantalla de DC después de haber sido declarado por Warner como persona “non grata”, con un Dwayne Johnson más cerca que nunca del mundo de los superhéroes, con un Marvel en crisis, frenando proyectos y retrasando algunos más como la próxima Avengers, Blade, o los Cuatro Fantásticos, pero con un agenda globalista y un requerimiento mínimo de diversidad; no sabemos si DC tenga lo necesario, tanto en términos de coraje como de presupuesto y apoyo, para llegar a ser la competencia que todos esperamos que sea.


Lo poco que se sabe resulta medianamente esperanzador, por ejemplo, sabemos que vendrá una segunda entrega del Hombre de Acero protagonizada por Henry Cavill, pero también que la próxima película del Guasón 2, protagonizada por Joaquin Phoenix, incluirá a una Lady Gaga como la famosa e icónica Harley Quinn, habiendo rumores de que tendrá más protagonismo que el mismísimo Joker. La próxima película de Aquaman o Flash también son algunos de los proyectos que DC tiene en mente, sin mencionar los que sumen a partir de ahora con todas las nuevas noticias de las que ya hemos hablado. Así que, la pregunta queda latente y no tendrá respuesta sólida hasta que podamos un par de películas más del Universo de DC en los próximos años, ¿quién podrá más?, ¿la agenda progre o el hambre y necesidad de Warner y DC de convertirse en el próximo gigante de las películas de superhéroes?.

67 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

La Fiesta Brava, tradición y libertad

Durante meses el debate sobre la cancelación de las corridas de toros en la CDMX dividió opiniones. Por un lado, los antitaurinos, radicales que abrazan la Agenda 2030 y al animalismo como religión, y

La “familia multiespecie” no existe

El fin de semana pasado fue tendencia global un video que mostraba una concentración de algunas personas “transespecie” en Alemania, que se manifestaban, toda vez que se identifican como perros (liter

Commentaires


bottom of page