top of page

Ser Conservador

La palabra conservador es, por decir poco, controversial en nuestro país, desde que somos niños el sistema educativo nos inculca una visión dualista entre los “héroes” Liberales y los “traidores” Conservadores, evocando en el proceso las imágenes del fusilamiento del emperador Maximiliano I, ensalzando a Benito Juárez como benemérito de las Américas y relegando las causas abanderadas por este bando a una especie de Damnatio Memoriae moderno.


En este mismo sentido, no es poco común escuchar al Presidente de la República despotricar en contra de sus oponentes utilizando dicha palabra como descalificativo para todos aquellos que no le siguen la línea, recurriendo en este caso la acepción más literal de la palabra para referirse a quienes no quieren ver a México cambiar. Sin embargo, ha llegado la hora de analizar si esto es verdad, preguntándonos sobre la naturaleza del conservadurismo y como lo debemos vivir para tener un México mejor.

En primer lugar, cabe mencionar que el conservadurismo no es una ideología per se, más bien, es una actitud frente a la vida que busca nutrirse de principios superiores y anteriores al ser humano, como la ley divina y natural, y de la experiencia propia y de nuestros antepasados para interpretar y hacer frente al futuro. Esto bajo la lógica de que la experiencia vivencial de aquellos que nos preceden desprende valores valiosos y dignos de ser tomados en cuenta o, dicho de otra forma, reconocer que aquellos que nos antecedieron fueron personas inteligentes y capaces de legarnos los valores que les ayudaron a vivir vidas plenas o cuyo desacato ocasiono tragedias.

De manera individual, el conservador es aquel que es capaz de vivir conforme a estos valores, cuestión que implica en un primer momento conocerlos y en un segundo momento ponerlos en práctica en la vida cotidiana, incluso sacrificando la comodidad para hacerlos propios. Sin embargo, esto no significa que el conservador deba cerrarse a lo nuevo, todo lo contrario; El conservador, como bien decía Jorge Díaz Estrada, tiene la responsabilidad de analizar el presente e identificar las necesidades de cambio, discriminando en todo momento la moda de lo permanente, y promoverlo con cautela, pero sin tibieza. En este sentido, decía, que el verdadero conservador inevitablemente expresa una especie de aristocracia platónica que no excluye de la benevolencia ni de una disposición democrática y que no tiene que ver con lo fatuo y almidonado.

Lo anterior también implica que el buen conservador no se entierra en visiones nostálgicas e idealizadas de un pasado ficticio, sino que sabe emitir un juicio caritativo, pero contundente, sobre las virtudes y defectos de los actos pasados para así aplicarlas a nuestro presente y futuro.

Desde hace tiempo, México es un país que solo ve como sus instituciones intermedias, como la familia, la iglesia y las comunidades locales, se desmoronan bajo la presión de la tesis liberal que busca desintegrar los lazos que nos unen para alcanzar su ideal del individuo libre[1] y autónomo. Como consecuencia de ello tenemos a un 41% de los hogares del país sin padre, un clima de violencia descontrolada y una confianza social que borda en la inexistencia.

Hoy, más que nunca, México está necesitado de hombres y mujeres conservadores que encarnen las tradiciones que nos fueron heredadas para que promuevan un cambio auténtico en el seno de las familias y comunidades que componen a nuestra nación, la pregunta ahora es ¿estás dispuesto a ser conservador?




Por Manuel Borja 16/07/2023









 

[1] Se entiende como la libertad en el sentido moderno, en contraposición con el clásico, tema que merece su propio artículo.





116 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

La Fiesta Brava, tradición y libertad

Durante meses el debate sobre la cancelación de las corridas de toros en la CDMX dividió opiniones. Por un lado, los antitaurinos, radicales que abrazan la Agenda 2030 y al animalismo como religión, y

La “familia multiespecie” no existe

El fin de semana pasado fue tendencia global un video que mostraba una concentración de algunas personas “transespecie” en Alemania, que se manifestaban, toda vez que se identifican como perros (liter

Comments


bottom of page