top of page

Los conservadores aburridos


Desde los libros de la SEP en la primaria nos enseñan que los liberales son los que están a favor del progreso, que son la sección divertida del salón, que favorecen el cambio y la innovación, y describen a los conservadores como los aburridos, los que se oponen al cambio y a la innovación, como un obstáculo al progreso. Bajo estas premisas la mayoría de las personas desde muy temprana edad se autodefinen como liberales y aprenden a sentir cierta rivalidad con los conservadores y es que bajo las premisas anteriores nadie se definiría así mismo como conservador.


Es ahí donde creo que los conservadores actuales se equivocan en la estrategia de atacar a los liberales, atacar a la mayoría del electorado es demencial y es una receta perfecta para perder todas las elecciones de los próximos 500 años. Los conservadores deben dejar de ser aburridos y empezar a hablar de temas de interés general, hablar de los atributos por los que la gente se autodefine como liberal y demostrar con hechos que las políticas conservadoras son muy compatibles con los intereses del electorado liberal. Un ejemplo es el siguiente:


Hay que hacerle saber al público en general que incrementar impuestos y promover que a la persona que trabaja se le confisque la mayor cantidad posible de sus ingresos no es divertido, es más bien aburrido; desmotivar a las personas porque saben que una buena parte del fruto de sus esfuerzos van a ser para los burócratas además de ser aburrido es miserable. La parte divertida es la conservadora, en donde se busca la menor cantidad de impuestos para que todos podamos conservar la gran parte de nuestros esfuerzos, y eso solo es posible si se controla el gasto público y se limita el tamaño del gobierno. Que la tierra sea del que la trabaja, que puedas conservar los beneficios de tu trabajo para beneficio tuyo y de los tuyos es motivador, mueve al ser humano, lo dignifica y motiva a tener una sociedad mejor.


Limitar el tamaño del gobierno es algo muy positivo eso significa menos regulación, menos burocracia en todos los sentidos y en consecuencia mas libertad para nosotros como sociedad, tener la libertad de hacer negocios, vivir nuestras vidas sin necesidad de “pedirle permiso” a un burócrata es divertido, lo aburrido es buscar la aprobación del gobierno para mover a México. La regulación no siempre es algo bueno, en la mayoría de las veces se reduce a pedirle permiso a un burócrata que probablemente nunca haya trabajado en la iniciativa privada y por consecuencia no entienda la vida, no entienda nada, eso sin contar que muchas veces la regulación se convierte en una “extorsión”, un permiso a cambio de un dinerito. En conclusión, para gozar de nuestro ingreso, es necesario limitar los impuestos y limitar al gobierno y dicho lo anterior es la mejor postura para ambas partes: liberales y conservadores.


Este es solo un ejemplo del tipo de conversaciones que se tienen que dar en el país, en donde se le comunica a los demás los beneficios del conservadurismo, no es un tema de ideales, es un tema de beneficios. Piensen en el conservadurismo como un producto y nada vende mas que comunicar los beneficios, los atributos del producto son aburridos y solo le importan a una parte pequeña de la población. No seas un conservador aburrido, empieza a comunicar los beneficios de las acciones conservadoras y empecemos a cambiar la opinión pública para poder generar progreso por el simple hecho que es mucho más divertido que lo que hemos venido haciendo hasta ahora.

47 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

La “familia multiespecie” no existe

El fin de semana pasado fue tendencia global un video que mostraba una concentración de algunas personas “transespecie” en Alemania, que se manifestaban, toda vez que se identifican como perros (liter

MÉXICO, UN PAÍS DE FAMILIA QUE TRASCIENDE FRONTERAS

Septiembre, mes de la patria. Un mes en el que recordamos la historia de nuestro país, vivimos un gran sentido patriótico y celebramos el orgullo de ser mexicanos. Septiembre es un mes en el que se vi

bottom of page