top of page

La Libertad

Libertad, ¿Realmente la poseemos? ¿Crees que eres libre? ¿Dime cuánto tiempo pasas sentado viendo contenido de las mismas 3 apps? O dime ¿Cuántas horas pasas viendo Netflix? y no porque quieras ver una serie en específico, sino porque solo quieres ver algo. Y aun así te sientes aburrido e insatisfecho. Pues te voy a decir la verdad, el postmodernismo y el liberalismo (1) nos han mentido sobre el verdadero significado de la Libertad, y nos han torcido tanto el significado que sin darnos cuenta nos hemos convertido en unos esclavos de nuestros impulsos, tentaciones y emociones.

Por Reynaldo Vizcarra Torres

27/07/2023


Dentro de la tradición greco-romana, ya sea de acuerdo con pensadores como Platón, Epicteto Aristóteles, e incluso dentro de la tradición cristiana con Dante, San Agustín y Tomas de Aquino, el entendimiento no era que un individuo está libre de todas las limitaciones para hacer lo que quiera. Esa definición de Libertad es bastante nueva en la historia del mundo, es una definición liberal de Libertad y contrariamente a la intuición, es esa comprensión de la Libertad, como la capacidad de los individuos para hacer lo que quieran sin restricciones, lo que ha llevado a la caída de la verdadera Libertad y de la civilización occidental.

El problema con el postmodernismo y liberalismo es que nos ha querido decir que la Libertad es lo mismo que ser libre, y hacer lo que quieras, y esto se supone es intrínsecamente bueno, pero cuando lo piensas, ¿por qué consideramos que esa libertad es buena? ¿Qué es intrínsecamente bueno de que un individuo tenga la opción de hacer lo que le plazca? ¿Qué pasa si este individuo elige destruirse a sí mismo?  

Ahora, pareciera que estoy tratando de argumentar a favor de un sistema como el de China, donde el gobierno castiga a los que no actúan bajo su definición de moral, pero no estoy diciendo eso, tampoco estoy argumentando que no se le pueda confiar el ser libre a los individuos. Yo estoy argumentando a favor de autogobernarse, estoy hablando a favor de personas que se gobiernan a sí mismas y a sus comunidades. Epicteto nos dijo en su manual: “Debes ser una sola clase de hombre, bueno o malo. Debes cultivar, ya sea tu propia facultad de dominio, o bien las cosas externas. Debes dedicarte ya sea a cosas que están dentro de ti, o bien a las que están fuera de ti; esto es: debes elegir entre ser un filósofo o alguien del vulgo.” (Epicteto, Enquiridión 2) básicamente diciéndonos que aquellos que viven la vida de filósofo y utilizan la razón son los que realmente son libres, no los que son parte del vulgo. No es fácil llegar a vivir esa vida, la verdadera Libertad no es una condición con la que nacemos, sino una que logramos a través de la disciplina.

La libertad no es solo hacer lo que quieras, porque si haces lo que quieras te convertirás en un esclavo de tus deseos, porque eres un ser humano y todos los seres humanos tenemos defectos. Si solo haces lo que quieras terminas convirtiéndote en un esclavo de ti mismo. La comprensión clásica de como hoy definimos Libertad era básicamente esclavitud, en la que un individuo es impulsado puramente por sus apetitos y deseos a una vida de miseria. Como el apetito humano es infinito y los recursos del mundo son finitos, entonces para lograr la verdadera Libertad hay que educarse y tener disciplina, hay que aprender a ser una persona virtuosa para poder funcionar en una sociedad libre. Por eso la Libertad es buena, y no en sí misma, pero es buena porque requiere virtud, sin virtud es imposible alcanzar la verdadera Libertad. Ese es el principio fundamental bajo el cual se fundó la cultura occidental, pero el problema con la verdadera definición de la Libertad a los ojos del liberalismo era que requería de cosas como la tradición, las estructuras sociales y una cultura definida dentro de la sociedad para cultivar las virtudes en las personas, así que el liberalismo al buscar ¨liberar¨ al individuo, tuvo que quitar estas instituciones para imponer su nueva definición de libertad.

Entonces lo que descubrimos es que cuando operamos bajo una definición liberal de Libertad, el individuo autónomo se logra, no hay una estructura familiar, no hay una cultura o religión común o un marco de valores, no hay nada, lo único que tenemos en común es que no tenemos nada en común, y lo que hace esto es desestabilizar a la sociedad, hace que la gente desconfíe unos de los otros. Después la gente busca la estabilidad que no está obteniendo en la sociedad en otros lugares y vota por darle un mayor poder al gobierno, por lo tanto, la gran ironía de todo esto es que a medida que nos volvemos más “libres”, en realidad nos volvemos menos libres en el verdadero sentido.

El liberalismo en teoría ordena a la sociedad a poner énfasis en el individuo, pero lo que hace en efecto es desintegrar a la sociedad y su tejido social, lo que a su vez desestabiliza esa sociedad y la lleva al punto donde estamos ahora, una sociedad en la que eres libre de cambiar de género, matar bebés en el útero, consumir pornografía, libre de fumar marihuana, etc. Pero a su vez también estamos viviendo en un estado de vigilancia en el que necesita licencias, permisos y certificaciones para poder ser un miembro productivo de la sociedad y a su vez tienes prohibido hacer cosas, como por ejemplo negarle el servicio a una persona homosexual, porque hacerlo infringiría la máxima libertad del hombre gay de estar libre incluso de la desaprobación de la religión y/o sociedad. 

Pero ¿por qué la virtud lleva a la libertad? Pues bueno, tal y como nos demostró Aristóteles en su libro “Ética Nicomáquea” todos los actos humanos se hacen con un propósito, por ejemplo, tú vas a la escuela porque quieres sacar tu título, porque quieres ser abogado, porque quieres ayudar gente porque, y así sucesivamente. Pero esto lleva a Aristóteles a la conclusión de que debe haber algo que el hombre desea por sí mismo, no como un medio, pero como un fin, y esta misma cosa es el fin de todas las otras cosas que deseamos, digamos que sería la respuesta al último por qué. Aristóteles llega a la conclusión de que esto es la eudaimonía. Así que de acuerdo con este pensamiento alcanzar la eudaimonía simboliza alcanzar la máxima Libertad, ya que cuando la alcanzas podrás florecer y cumplir con la función del ser humano, que es utilizar la razón y por lo tanto ejercer las virtudes.

Soy una persona conservadora, tengo mis valores bien definidos, pero sin lugar a duda el concepto que me permite vivir una vida virtuosa es el de la Libertad. No pretendo ser alguien que ya alcanzó la eudaimonía, pero en mi día a día trato de no dejarme llevar por mis simples deseos, intento siempre utilizar la razón. Como personas conservadoras, tenemos la oportunidad y la responsabilidad de liderar este esfuerzo, resistiendo los impulsos y promoviendo valores sólidos en nuestra sociedad. Si nos mantenemos fieles a estos principios, no solo lograremos la victoria en la batalla cultural, sino que también nos dirigiremos hacia una vida más plena y una sociedad verdaderamente libre.



 

Bibliografía:

1. Liberalism. Retrieved October 27, 2020, from https://conservapedia.com/Liberalism.

2. Epicteto (2014) Manual de Epicteto. Antología de Persona y Sociedad, Universidad Panamericana, Ciudad de México:

https://www.up.edu.mx/sites/default/files/antologia_persona_y_sociedad_14.pdf

3. Aristóteles (2014). Ética Nicomaquea. Antología de Ética, Universidad Panamericana, Ciudad de México:

https://www.up.edu.mx/sites/default/files/antologia_de_etica_14.pdf




Reynaldo Vizcarra




103 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

La “familia multiespecie” no existe

El fin de semana pasado fue tendencia global un video que mostraba una concentración de algunas personas “transespecie” en Alemania, que se manifestaban, toda vez que se identifican como perros (liter

MÉXICO, UN PAÍS DE FAMILIA QUE TRASCIENDE FRONTERAS

Septiembre, mes de la patria. Un mes en el que recordamos la historia de nuestro país, vivimos un gran sentido patriótico y celebramos el orgullo de ser mexicanos. Septiembre es un mes en el que se vi

bottom of page