top of page

El mundo de los progres


 

En los últimos años el mundo se ha llenado de justicieros del internet, aquellos que todo el día están en Twitter, Instagram, Facebook o TikTok, ofendiéndose por cualquier comentario, tomándose de manera personal las opiniones emitidas de desconocidos, creyendo que salvan el mundo con un comentario, podemos encontrar sus opiniones todos los días, en todas partes, a toda hora, hablando de opresión, “derechos humanos” y de más, desde un tweet hasta en la toma de decisiones de una nación siendo el Presidente como los chilenos entenderán.


El progresismo como ellos se denominan curiosamente es una antítesis, ya que nos conducen lentamente al sendero del oscurantismo social, regresando y no progresando, ven a todos desde una superioridad moral, con la visión de un mundo negro y blanco, en donde creen que ellos son los únicos que tienen la verdad, son los jueces, los justicieros que califican y demeritan a quien no se somete a sus valores y mandatos, para los progres quien no está con ellos son los emisarios del mal y de la falacia, ellos se creen la voz de la verdad, sus causas, sus luchas, las ven como únicas, sin darse cuenta que solo piensan en colectivo, convirtiéndose en idiotas útiles.


Han logrado en tan solo 12 años que el mundo se convierta en un lugar donde la cultura de la cancelación impera, donde por cualquier opinión adversa puedes ser censurado en redes sociales, curiosamente en la actualidad ser censurado en redes sociales para muchos individuos es lo peor que le puede pasar a su mundo, hemos olvidado que a fuera hay un mundo, donde podemos correr, escalar, caminar y aventurarnos como antes lo hacían nuestros padres y abuelos.


Todo inicio con una lucha valida con la campaña “me too” en el año 2006 donde Tarama Burke atendió a mujeres de comunidades marginadas que habían sufrido abuso sexual, en el año 2017, el diario estadounidense New York Times, público un reporte sobre acoso sexual de más de 30 años que el productor cinematográfico Harvey Weinstein ejerció contra actrices, modelos y productores, a lo que un grupo de personas autodenominadas como los justicieros de la verdad, “Social Justice Warriors”, después de lo comentado en Estados Unidos surgieron miles de denuncias que en algunos casos eran falsas, los SJW ignorando y sin conocer la verdad, hablaban a las escuelas y trabajos de los acusados para exigir que los despidieran, los progres no necesitan pruebas, simplemente con la declaración de la supuesta víctima es suficiente para acosar al acusado.


En un país como los Estados Unidos pues al menos se tiene la garantía de una amplia división de poderes y un estado de derecho que pese a todo sigue siendo funcional, en México y Latinoamérica pasa lo contrario, en la mayoría de las naciones se carece de una división de poderes tangible, así como la veracidad de un estado de derecho sólido.


Por lo que se dan casos en los que la supuesta víctima no lo es o incluso casos en donde la víctima no existe y todo es un montaje para acabar con la vida del inocente que se queda sin acceso a la justicia para limpiar su nombre.


Bajo la bandera de la justicia social, los progres han originado un nuevo sistema legal no oficial que puede acabar con la vida de un ser humano, usado por mezquinos, manipuladores que tienen a sus idiotas útiles que les seguirán el montaje, aunado a que los casos veraces quedan en carpetas, por atender las mentiras, eliminando la mínima confianza y legitimidad que alguien puede tener en la justicia institucional.


Los progres nos establecen que las mujeres, las personas de color, los LGBTQ+ y los indígenas han sido históricamente ignorados, bajo este parámetro estos grupos y sus subgrupos merecen y deben de tener un trato especial, vulnerando el principio de igualdad ante la ley, privilegiando a grupos y generando división y segregación, vulnerando el principio de presunción de inocencia, para los progres si eres de clase media, alta, blanco, heterosexual y/o hombre ya eres culpable de lo que se te acuse, por la culpa histórica que le asignan a tu clase social, color de piel y/o preferencia sexual.


Nuestro sistema de justicia tiene muchas fallas, pero si existe la presunción de inocencia es porque antes sin ella se cometieron miles de injusticias, como la cacería de brujas o los delitos medievales, era un mundo donde cualquiera podía acusar a cualquiera, un mundo sin ley y sin defensa que salvaguarde nuestra integridad y la de nuestra familia.


Los progres, son idiotas útiles inconscientes porque son infantes sea cual sea su edad, que prefieren y buscan vivir en su mundo de conveniencia y de desinformación, aprovechado por cúpulas que hacen y deshacen con ellos a su conveniencia.


Puedes con ellos, pero nunca te entenderán o no querrán entenderte, porque han sido completamente desmoralizados, son individuos colectivizados, que siempre querrán más, siempre buscarán nuevos “derechos” y si no los obtienen lo pedirán por la fuerza, derechos y políticas públicas estúpidas como en la Argentina donde el ministro de la mujer propuso pintar banquetas de morado para erradicar la violencia de género. Desde que existe el ministro de la mujer en Argentina, o el caso de España donde las mujeres tienen más derechos que los hombres específicamente cuando hablamos de justicia.


Ante todo este poder los progres destruyen todo a su paso en sus manifestaciones, justificándose de que su causa es noble y justa, los políticos de oposición para no tener problemas con estos grupos acceden a sus peticiones para “caerles bien” a estos individuos.


A un progre no debes regalarle ni un milímetro, una vez que cumplan sus caprichos irán por más, por eso los gobernantes deben mostrar carácter y no ceder a señales de debilidad, los progresistas son el claro ejemplo de la decadencia de la sociedad, debemos de preocuparnos porque estamos a punto de llegar al punto de no retorno, a un punto donde volveremos a un mundo desinstitucionalizado por los gobiernos de izquierda, con cacerías de brujas que acaban con el principio de igualdad ante la ley, donde estas con el régimen o estas en contra de este.


Por ello es muy importante seguir con la batalla cultural y no ceder un milímetro, porque si lo hacemos sería el fin de nuestros países, el fin de occidente, los progres exigen un estado de bienestar donde puedan vivir de tus impuestos y de tú trabajo, con la excusa de ayudar a los más pobres, sin darnos cuenta de que esto nos conduce a un ciclo de pobreza interminable tanto económica como moral.


Llego el momento de acabar con una de las mentiras más grandes en la historia de la humanidad, llego el momento de dar la batalla, por los nuestros, por nuestra libertad.


Por Julio Aguirre

@JulioAg1993

116 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

La Fiesta Brava, tradición y libertad

Durante meses el debate sobre la cancelación de las corridas de toros en la CDMX dividió opiniones. Por un lado, los antitaurinos, radicales que abrazan la Agenda 2030 y al animalismo como religión, y

La “familia multiespecie” no existe

El fin de semana pasado fue tendencia global un video que mostraba una concentración de algunas personas “transespecie” en Alemania, que se manifestaban, toda vez que se identifican como perros (liter

Comments


bottom of page