top of page

El candidato de las plazas públicas

Por Juan Pablo Adame 27/02/2023

El lleno total del zócalo de la CDMX y las exitosas concentraciones en más de cien ciudades obligan a pensar de inmediato en el significado político de las mismas y en los efectos que tendrán en las elecciones del 2024.

Algunas interrogantes resuenan en mi cabeza después de lo sucedido: ¿cuál fue el verdadero motivo de la señora que iba en silla de ruedas acompañada por su hija? ¿Qué pasaba por la mente de esos jóvenes que vieron por primera vez el zócalo lleno? ¿Por qué llevar a toda tu familia al zócalo un domingo? Ustedes podrán imaginarse algunas respuestas a estos pensamientos, en lo personal yo no puedo dejar de pensar en las semanas previas a esta concentración, desde el momento del anuncio, el obradorismo en pleno se lanzó con burlas y descalificaciones, pasaron de decir que no llenaríamos el zócalo hasta el señalar de cómplices de narcos a quienes asistieran a las misma, ni una ni otra, los llenos totales en más de cien ciudades demostraron que hay causas más grandes por las cuales se debe tomar el espacio público las veces que sea necesario. Ni nos asustaron, ni funcionaron sus descalificaciones, millones salimos a defender lo nuestro, lo que nos une como ciudadanos y no nos pueden arrebatar: nuestra democracia y nuestra libertad. Estos son los motivos que nos son comunes a los que llevamos a nuestra familia, a quien fue en silla de ruedas con todas las complejidades que eso conlleva y a los jóvenes que vibraron cantando el himno nacional con un zócalo a reventar. Ya sabemos y ya aprendimos, que lo último que debemos hacer es distraernos contestándoles a los ruidosos que han decidido hipotecar su futuro a la voluntad de un solo hombre.

Con todo esto, déjenme entrarle ahora sí al 2024. ¿Qué va a pasar con todo este furor ciudadano? ¿Les decimos qué hay que estar atentos y que nos vemos en las urnas el 2 de junio de 2024? ¿Hacia dónde? Para mí está muy claro, que todos los que ya salieron a marchar en noviembre, a llenar los zócalos en febrero, tengan la posibilidad y el derecho de elegir a quien será el candidato que enfrentará a morena en la elección presidencial, es de sentido común y estratégico darle el poder de esa decisión a todos los que ya han demostrado en los hechos su valor y disposición para tomar la plaza pública. Pensemos un momento en lo atractivo que sería que los que aspiran a la presidencia la busquen abiertamente a todo México. De entrada, tendrían a un sinnúmero de ciudadanos que ya demostró su presencia en todos los rincones de este país, es decir, una estructura motivada y activa en la búsqueda de ser convencidos y convencer a más de ir por tal o cual aspirante.

Esto nos llevaría a la tierra y al aire, concentrados y animados en nuestra agenda y no en la que ponga AMLO desde la mañanera. Para lograr esto, requerimos de la generosidad y visión de los partidos políticos y abrir el proceso de selección de candidato presidencial no solo a los militantes. Estamos frente a una oportunidad única, volvamos a llenar los zócalos en seis meses para votar por nuestro candidato, por el candidato de la plazas públicas. Para el 2024 está claro: Tanta sociedad como sea posible y solo tanto partido como sea necesario.






Pablo Adame





33 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

La Fiesta Brava, tradición y libertad

Durante meses el debate sobre la cancelación de las corridas de toros en la CDMX dividió opiniones. Por un lado, los antitaurinos, radicales que abrazan la Agenda 2030 y al animalismo como religión, y

La “familia multiespecie” no existe

El fin de semana pasado fue tendencia global un video que mostraba una concentración de algunas personas “transespecie” en Alemania, que se manifestaban, toda vez que se identifican como perros (liter

コメント


bottom of page