top of page

La historia feminista de La Mujer Maravilla

Actualizado: 1 feb

Tal vez no lo sabías, pero uno de los personajes más queridos de DC fue pensado para ser un ícono feminista desde el principio. Aunque usted no lo crea.


Por Jean Carlo Portillo 30/01/2023


El Universo Expandido de DC se ha planteado ser la competencia del titán que representa el Universo Cinematográfico de Marvel para el cine de superhéroes. La Mujer Maravilla es uno de los personajes femeninos más populares y queridos en la industria, pero parte de su historia es desconocida aún por la mayoría.

El movimiento feminista desde hace décadas ha reconocido a Diana Prince como una mujer parte de su movimiento, y la verdad, no están tan equivocadas. La princesa de Themyscira ​fue pensada por un hombre feminista, uno que vivió con dos mujer es, uno que te era desconocido, hasta ahora.

William Moulton Marston fue un psicólogo a quien se le atribuye la invención de la primera máquina detectora de mentiras funcional, aunque la primera patente de un detector de mentiras fue registrada en 1905 por Henry La-very. Marston era un hombre que tenía una relación poliamorosa con dos mujeres, ambas psicólogas, Elizabeth Holloway y Olive Byrne; a ambas mujeres se les atribuye el servir como fuente de inspiración para la creación del personaje que más tarde se convertiría en uno de los más icónicos y representativos de las historietas de DC Comics.

En 1915 contrajo matrimonio con Elizabeth Holloway, mujer con la que desarrolló la medición de la presión

arterial sistólica. En esta misma sintonía, Elizabeth trabajó con su esposo en su tesis sobre la relación de los niveles de la presión arterial con las mentiras y el engaño. Y hasta este punto tal vez estés pensando en la «coincidencia» entre el detector de mentiras y el "lazo de la verdad" o "lazo de Hestia", uno de los artilugios que la superheroína posee, lazo cuya función, precisamente, es obligar a los oponentes a decir la verdad.

En 1925, Marston inició una relación con una de sus alumnas, Olive Byrne, y todo con aprobación de su esposa. Con Olive tuvo tres hijos, mientras que con su esposa solo tuvo dos. Para las personas ajenas a su familia y círculos cercanos, Olive era la niñera de todos los hijos del feliz y "monógamo" matrimonio, incluso los hijos de Olive creían que habían sido adoptados por Elizabeth y William (su padre biológico). Y te estarás preguntando, ¿esto qué tiene de feminista?

Olive Byrne era hija de Ethel Byrne, hermana de Margaret Sanger, mejor conocidas por ser las fundadoras de la American Birth Control League [Liga Estadounidense de Control de la Natalidad] en 1921, desde 1942 conocida como la International Planned Parenthood [Federación Internacional de Planificación Familiar].

Ethel, hermana menor de Sanger, es considerada como una feminista radical de la época; irónicamente, ambas eran dos de los once hijos que formaron parte de su familia. Dos feministas parte de una familia enorme que trabajaron para controlar el crecimiento de la población, curioso, ¿no?

El activismo de Ethel fue pieza fundamental para que las demás activistas de la época presionaran al vigésimo octavo presidente de los Estados Unidos de América, Woodraw Wilson, para despenalizar la distribución de anticonceptivos, aunque Ether murió años antes de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos aprobara la píldora anticonceptiva.

¿Te parece una casualidad que la Mujer Maravilla provenga de una isla donde no hay hombres?, acá te va otro dato. Los brazaletes de la Mujer Maravilla tampoco son coincidencia o casualidad, Olive solía usar brazaletes de metal, brazaletes que le sirvieron de inspiración a Marston para la apariencia del personaje.

Como puedes ver, Diana Prince no es ícono feminista por casualidad, pero, sí que hay muchas cosas que no terminan por cuadrar. Marston en algún momento pidió a su esposa que trabajara para mantenerlo, y todo para que él pudiera continuar con sus experimentos y demás "quehaceres".

Ya tienes otro tema de conversación la próxima vez que te topes con un fan de los cómics, una feminista, un progre, o cualquiera a quien creas que le pueda interesar este tipo de información.



Dato curioso: En uno de los folletos que Margaret Sanger y su hermana repartían se podía leer la siguiente frase: "No maten, no quiten la vida, sino prevengan", interesante ver la manera en que una feminista precursora de una de las mayores organización abortistas del mundo se expresaba de la vida; "No maten, no quiten la vida, sino prevengan".




Jean Carlo Portillo Magaña

Instagram: jean_carlo_portillo

Twitter: @jencarlopmag

Facebook: Jean Carlo Portillo













180 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

La película de Disney “Un Mundo Extraño” ha sido vendida como el primer proyecto de la empresa del ratón en tener un personaje...

En los últimos días el nuevo CEO de Disney, Bob Iger, dijo que Disney no dejaría atrás la propaganda progre en sus entregas. Y es que se...

bottom of page