top of page

Aprender a no avanzar ¿Reprobar o no a los estudiantes?


 


¿Te has preguntado por qué la educación pública de México es deficiente? Bueno, en realidad no debes ser un experto en política educativa para dimensionar los alcances de esta pregunta, puesto que, con el simple hecho de entender nuestra realidad política, lo demás cobra sentido casi de forma inmediata, aunque no siempre cuestionamos todo lo cuestionable.


Es bien sabido -aunque digan que no- que la SEP es encabezada por personajes afines al gobierno en turno, más que a la buena praxis y desarrollo del sector, aunque esto signifique el retroceso o cancelación de planes de acción educativa. Pero al final, como sea que ocurran estos cambios, las consecuencias golpean más fuerte a quien más ignora sobre el tema en cuestión.


En días recientes se instauró una normativa bastante criticada, y es que la SEP refiere a la nula reprobación de estudiantes -sin importar su nivel de aprovechamiento escolar- por el simple hecho de no tener una tasa de alumnos reprobados por insuficiencia académica, entre otros aspectos afines al proceso de enseñanza -suponemos-. Aunque debo decir que esta noticia ha cobrado relevancia y debe ocuparnos, sobre todo cuando vivimos un retroceso de 2 a 3 años de aprendizaje en estudiantes de educación básica, como resultado de una pandemia donde las escuelas fueron cerradas por más de un año escolar.


La noticia de no reprobar a estudiante alguno ha sido fuertemente cuestionada, y es que no hay fundamento operativo, institucional o pedagógico que aplauda dicha acción y que justifique el motivo de aplicar dicha normativa para el ciclo escolar vigente y posteriores. Aunque no solo se trata de criticar, sino de rescatar algo bueno, en caso de existir.


Si bien, en México vivimos un escenario con gravísimos problemas de aprendizaje, igualmente existen problemas de enseñanza, mismos que se mantienen al margen de la discusión. Aunque lo anterior no justifica acción de gobierno, tampoco significa que “reprobar” a nuestros estudiantes sea el problema principal, debido a que respondiendo a las interrogantes sobre ¿cómo se enseña en las escuelas? y ¿qué clase de expertos forman a las nuevas generaciones? Encontraremos a estudiantes que no se adaptan al sistema, no por ser anormales, sino porque contamos con un sistema educativo deficiente, carente de ese toque de apreciación por el alumno y su dignidad, que debiera formarlos integralmente, al igual que encontramos a profesionales expertos en sus áreas, pero malísimos enseñando, por lo que es momento de revisar con lupa todo lo que estamos haciendo mal, y mejorar lo poco que hemos avanzado.


Finalmente, aunque esto no justifica una acción de la SEP si nos debe ayudar a posicionar el tema en la agenda pública, y no simplemente ser críticos y proponer desde el papel, o cualquier dispositivo.


#EsCuestiónDeEducación y lo será siempre.

 

Alexis Galicia

39 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

¿La Nueva Escuela Mexicana?

Desde el 2018 –año en el que Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia del país– todas las instituciones de gobierno tomaron un...

Yorumlar


bottom of page