top of page

Trans-Modernismo / La Cultura al servicio de la desdiferenciación del hombre

Por Ivan Novelo

12/06/2023


En el campo de la sexualidad nuestra cultura está viviendo un “momento transexual” entendido como una desdiferenciación de los sexos, donde la cultura premia la emasculación del hombre y la masculinización de la mujer. Así todos nuestros referentes varones de las industrias culturales deben mostrarse funcionando como mujeres, tal sería el caso de Bad Bunny por mencionar un ejemplo, quien debe mostrarse como mujer siendo heterosexual para ser representante ante los medios hegemónicos de una masculinidad “no tóxica”.

En el caso de la mujer vemos lo inverso cuanto menos femenina la mujer , más destacada por los medios culturales, más representa ese falso empoderamiento del cual nos han hablado en los últimos años (“las mujeres no lloran, las mujeres facturan”), empoderarse es por ejemplo ejercer la violencia en el espacio público (lanzar una bomba molotov contra un templo, vandalizar un comercio o un edificio público, destruir el patrimonio histórico de nuestras ciudades). Todo eso lo han convertido en un símbolo de “empoderamiento” femenino, vivimos una especie de “transexualismo cultural” de la mano de un problema “transgeneracional”, esto porque contrario a la clasificación que nos han enseñado para etiquetar las generaciones (generación x, z, baby boomers, etc.) la actualidad cultural apunta a una desdiferenciación de las generaciones, de ahí que encontremos adultos desesperados por parecer adolescentes ( renunciando al papel histórico que les corresponde, abrumados por las responsabilidades propias de la edad), del mismo modo que encontramos niños que antes de tiempo viven una vida adolescente (hipersexualización), hay una suerte de amotinamiento generacional en un estado “Adolescéntrico”, hoy podemos encontrar adultos bailando por tiktok, adultos convencidos que sus gatos y perros son en realidad sus hijos, vemos a niños sometidos a un régimen sexual desde la infancia más temprana, existe una obsesión por el sexo de los niños que hoy marca el sistema educativo occidental en el nombre de los derechos sexuales de los menores, que no es otra cosa que la legalización de la pedofilia como lo ha confirmado Irene Montero (Ministra de Igualdad del Gobierno español) quien declaró “El Derecho Sexual del niño es a tener relaciones sexuales con quien el quiera”, porque a su parecer el niño puede decidir con quien acostarse, y si decide hacerlo con un adulto sería una decisión legítima en tanto que como sujeto de derechos, para el progresismo es ahora sujeto sexual, este tipo de insistencia sexual para con los niños los priva de una infancia, los quiere adolescentes hipersexualizados antes de tiempo.

Con el mundo adulto pasa exactamente lo contrario “no quieren que asumamos las responsabilidades del mundo adulto”, responsabilidades que ya habían sido consideradas por ejemplo por “Los Ilustrados” para quienes la libertad y la autonomía iba de acuerdo con el ejercicio de la razón, hoy vincular libertad y razón es prácticamente imposible.





Ivan Novelo

Fundación México Adelante



74 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

La Fiesta Brava, tradición y libertad

Durante meses el debate sobre la cancelación de las corridas de toros en la CDMX dividió opiniones. Por un lado, los antitaurinos, radicales que abrazan la Agenda 2030 y al animalismo como religión, y

La “familia multiespecie” no existe

El fin de semana pasado fue tendencia global un video que mostraba una concentración de algunas personas “transespecie” en Alemania, que se manifestaban, toda vez que se identifican como perros (liter

Comments


bottom of page