top of page

Miguel Hidalgo, los conspiradores de Querétaro y la errónea idea de una independencia en 1820


Todos los años en México el día 15 de septiembre el país celebra un año más de su independencia como una nación soberana e independiente, ese día hay entre los mexicanos, orgullo, furor, patriotismo y mucha celebración, ¿pero realmente Miguel Hidalgo y los conspiradores de Querétaro buscaban una independencia nacional?


Hasta ahora, las fuentes históricas nos dicen que el famoso Grito de Dolores aconteció en la madrugada del 16 de septiembre de 1810, a esas horas del alba el cura Hidalgo proclamaba las siguientes frases:


Portando un estandarte con la patrona de México en la que figuraba la siguiente descripción: ¡Viva la religión! ¡Viva nuestra madre santísima de Guadalupe! ¡Viva Fernando VII! ¡Y muera el mal gobierno! (Escudero Gutiérrez, Antonio, 2008, El inicio de la independencia de México: El cura Hidalgo, https://digital.csic.es/bitstream/10261/26330/1/CuraHidalgo.pdf).


Por consiguiente, el cura Hidalgo junto a sus allegados, Ignacio Allende, Juan Aldama, Miguel Domínguez, entre otros, no buscaban una independencia nacional, mucho menos se planteaban un estado-nación con el nombre de México; más bien sus objetivos principales eran enfrentar a las autoridades virreinales y constituir una junta gubernativa que rigiera en nombre de Fernando VII:


Ahora bien, es necesario resaltar, que el objetivo inicial del movimiento, no era la expulsión definitiva de los españoles y la formación de una nueva nación, o al menos sus precursores no consideraban conveniente hacerlo saber de ese modo, sino al contrario, se manifestó que, por estar ocupada la metrópoli española, por los franceses, se debía tomar el poder, en tanto permaneciera esa situación, para después entregarlo a la corona española, una vez que Fernando VII retomara el trono español. Así lo demuestran las arengas con que Don Miguel Hidalgo enunciaba la madrugada del 16 de septiembre de 1810: ¡Muera el mal gobierno! ¡Viva Fernando VII! [La conspiración de Querétaro (1810)]. S.f. http://www.sedena.gob.mx/pdf/momentos/fasciculo_1.pdf


Entonces, ya sabemos que Miguel Hidalgo no busco una independencia nacional, pero sus acciones junto a la de los conspiradores de Querétaro fueron la chispa que desencadenaron un largo proceso de luchas armadas que tenían como fin buscar siempre una autonomía regional en la América Septentrional o Nueva España.


Por último, si queremos hablar de forma más concreta de cuando nace México como nación hay que remontarnos a 1821 con la osada intervención de Agustín de Iturbide quien con el Plan de Iguala y los Tratados de Córdoba dio por hecho el nacimiento oficial de nuestro país el 27 de septiembre de 1821 durante la entrada triunfal del ejercito tridegarante a la Ciudad de México.


Asimismo, ya podemos hablar de la existencia de una entidad nacional aunque al principio se haya constituido como un imperio que más tarde se convertiría en una república en el año de 1824, Iturbide se le considera como el verdadero padre de la patria debido a que el ejército insurgente para 1821 ya estaba derrotada y quien realmente lleva a cabo una independencia nacional es Agustín de Iturbide por medio de los acuerdos, alianzas y tratados ya mencionados:

Nadie sin duda, tenía tantas y tan buenas cualidades para obtenerla y desempeñarla. En medio de todos los defectos que se le notaron; con toda su inexperiencia en el mando, muy disculpable en su tiempo en que ninguno otro sabía más que él: no obstante su altivez e intolerancia de todo lo que parecía resistencia u oposición; a pesar de su precipitación indiscreta, que después de un golpe de arrojo venía a terminar en algún acto de debilidad, poseía un carácter noble, sabía conocer y estimar el mérito y siempre lo guiaba un espíritu de gloria y engrandecimiento nacional, que hubiera podido producir grandes resultados. (Lucas Alamán, Semblanzas e ideario, UNAM, México, 1963, pág. 127).


Entradas Recientes

Ver todo

La Fiesta Brava, tradición y libertad

Durante meses el debate sobre la cancelación de las corridas de toros en la CDMX dividió opiniones. Por un lado, los antitaurinos, radicales que abrazan la Agenda 2030 y al animalismo como religión, y

La “familia multiespecie” no existe

El fin de semana pasado fue tendencia global un video que mostraba una concentración de algunas personas “transespecie” en Alemania, que se manifestaban, toda vez que se identifican como perros (liter

Comments


bottom of page